Saltar al contenido
Cuentos Para Niños

La gratitud de la fiera

Lectura del cuento infantil corto: La gratitud de la fiera LEELO

Había una vez un esclavo al servicio de Roma, que escapó de su amo para refugiarse en el bosque. Su nombre era Androcles, y una vez en las montañas, decidió guarecerse de los guardias que le perseguían, y se ocultó en una enorme cueva.

Aún en la tenebrosa oscuridad de la cueva, Androcles pudo notar la presencia de imponente león. La fiera se encontraba tumbada en el suelo con una pata herida, y ante la mirada del esclavo lanzó un rugido de dolor incontenible.

“No temas, amigo león. Te ayudaré para que te recuperes pronto” le dijo Androcles conforme se iba acercando poco a poco al animal. En un comienzo, el león mantuvo su fiereza, hasta que, poco a poco, Androcles logró ganarse su confianza. El esclavo extrajo una flecha clavada en la pata del león, y curó su herida con agua limpia.

La gratitud de la fiera

Al cabo de un tiempo, Androcles y la fiera comenzaron a convivir con tranquilidad escondidos en la cueva. Cierto día que el muchacho salió en busca de alimentos, le capturaron los soldados del emperador, y le llevaron consigo a la ciudad para que sirviera en el circo.

A los pocos días, Androcles fue arrojado a un foso pestilente. El lugar se encontraba repleto de personas curiosas y desesperadas por ver la batalla. Ante los ojos de aquel joven apareció un temible león, que venía acercándose hacia él con grandes zancadas. En ese preciso instante, el león quedó parado frente a Androcles y para sorpresa de todos, comenzó a rugir cariñosamente acariciando su cabeza contra el cuerpo del esclavo.

“Emperador, perdone la vida de este esclavo, pues ha logrado someter al león” – gritaban a coro los presentes, y el emperador así lo hizo. Androcles fue puesto en libertad, y nunca se supo que aquel león, era en verdad aquel de la cueva que tanta amistad había hecho con Androcles.

Video del Cuento La gratitud de la fiera

Hoy traemos el cuento La gratitud de la fiera en video para que puedas disfrutarlo con tus seres queridos.